Más allá de un cuerpo perfecto: melancolía y anorexia

Contenido principal del artículo

Resumen

El presente artículo tiene como propósito abordar desde una mirada psicoanalítica la articulación de la anorexia con la melancolía, considerando que en algunos casos la primera es síntoma de la segunda. Vista como síntoma, el psicoanálisis puede confirmar que la anorexia es algo más que una simple respuesta a una demanda social, pues encierra aspectos psíquicos que la provocan. Por su parte, la melancolía es considerada como un duelo no tramitado por una pérdida significativa. Ambas, de manera independiente o juntas, pueden llevar al Yo a su propio límite, de modo que quien se encuentra inmerso en estas vivencias puede ser conducido al borde de su propia existencia. Para entretejer la posible vinculación entre melancolía y anorexia que aquí nos ocupa, puntualizamos la función de las pulsiones que empujan más allá del principio del placer, tomando en cuenta que, tanto en la anorexia como en la melancolía, el Yo sufre autoagresiones, desinterés por alimentarse y poca valía hacía sí mismo. Lo anterior tiene que ver con la identificación que se pone en juego, el ideal que se admira y se capitaliza con fines autodestructivos, encontrándose más del lado de la pulsión de muerte. De manera concluyente se puede decir que en la anorexia el deseo está oculto, no se reconoce a sí mismo, pues hay una demanda a un Otro que insiste en hacerse escuchar y que, al no lograrlo, provoca que el ideal del Yo trabaje en favor del goce.

Detalles del artículo

Sección
Artículos